Corregir cataratas y astigmatismo en una sola intervención


Catarata y Astigmatismo en una sola intervenciónLas lentes tóricas y el láser de femtosegundos consiguen mejorar la precisión y seguridad en la cirugía refractiva.

En los últimos años la cirugía refractiva ha experimentado significativos avances que han hecho posible que prácticamente toda la población pueda prescindir de las gafas si lo desea. La aparición de nuevas tecnologías tanto en el diagnóstico como en la planificación quirúrgica así como la mejora de las lentes intraoculares han modificado el panorama refractivo. Gracias a ello, se ha ampliado el perfil de pacientes que pueden optar a esta cirugía, incluidas las personas con presbicia. Las lentes tóricas y el láser de femtosegundos protagonizan este avance, consiguiendo una mayor precisión y seguridad.

Uno de los retos de los profesionales se centra ahora en estandarizar la corrección del astigmatismo durante la cirugía de cataratas, un hecho ahora posible gracias a las lentes tóricas. Esta corrección plantea algunos problemas sobre todo cuando la potencia del astigmatismo supera las 1,5 Dp, una situación que se produce en aproximadamente el 30% de pacientes con cataratas. A día de hoy, gracias a las lentes intraoculares tóricas es posible que en una sola cirugía se solucione, además de las cataratas, el defecto astigmático. “Proporcionan una excelente calidad visual y una baja tasa de rotación. Este avance se debe también a la mejora de las técnicas de posicionamiento”, explica Jorge L. García, responsable del departamento de córnea y cirugía refractiva de la Clínica Rementería de Madrid.  Antes se colocaban con el marcaje de un rotulador o de un láser, pero en la actualidad existen sistemas de marcado digital intraoperatorio que permiten posicionar la lente con una mayor exactitud del resultado.

El objetivo en todos los casos es la emetropía. La tecnología emergente en la cirugía de cristalino con el láser de femtosegundos ha permitido a los cirujanos ser más precisos. La lensectomía refractiva, consistente en la sustitución del cristalino por una lente intraocular, permite tratar, además del defecto refractivo, la presbicia. “El láser de femtosegundos -apunta García- consigue realizar de forma muy precisa una capsulorrexis, fragmentar este cristalino y realizar unas incisiones corneales. Todo ello con una mayor precisión y seguridad y  mejores resultados finales”.

Operacion catarata tradicional vs laser

Por otro lado, en la cirugía refractiva corneal el láser de femtosegundos permite realizar  flaps de forma muy exacta y fiable sin cortes mecánicos con cuchilla para después aplicar el láser excimer que es el que corrige las dioptrías. Con el láser de femtosegundos el cirujano puede asegurar un flap de un grosor y tamaño ya determinados de forma precisa. “Antes de la aparición del láser de femtosegundos se utilizaba un microqueratomo, una cuchilla muy fina y exacta pero que no dejaba de ser un procedimiento mecánico. Ahora ese corte es más preciso y con mayor seguridad”, asegura este especialista. Hay ciertos casos en los que el láser de femtosegundos es claramente superior al microqueratomo en la creación de flaps. Si la córnea es muy curva, muy plana o fina, por ejemplo, o en algunos casos de astigmatismos o hipermetropías altas.

fuente: El País

Dejar un Comentario